Todos los modelos de Audi aquí

“Audi lanzará un SUV deportivo eléctrico en la clase superior a principios de 2018,” afirma Ulrich Hackenberg, responsable de Desarrollo Técnico en Audi. “Combina placer de conducción con gran autonomía, un diseño expresivo y excelente confort.”

El Audi e-tron quattro concept utiliza la potencia de tres motores eléctricos: uno mueve el eje delantero, mientras que los otros dos actúan en el eje trasero. La potencia conjunta es de 435 CV (320 kW). El conductor puede incluso poner en juego 503 CV (370 kW) y más de 800 Nm con la función temporal boost. El concept está ideado para funcionar como un coche deportivo, cuando el conductor pisa a fondo el pedal del acelerador, acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y alcanza rápidamente la velocidad máxima limitada electrónicamente a 210 km/h.

El concept con tres motores eléctricos que Audi presenta ahora por primera vez, hace del estudio tecnológico un e-tron quattro. Un sistema inteligente de gestión de propulsión controla que la interacción entre los tres motores sea la más apropiada para cada situación. La prioridad en este caso es la de la mayor eficiencia posible, pero el conductor es quien decide respecto al grado de recuperación energética, el programa de conducción S o D y el modo del sistema Audi drive select. Durante una conducción deportiva en una carretera de curvas, el Torque Control Manager distribuye activamente el par entre las ruedas traseras para proveer un máximo de dinamismo y estabilidad.

 

La gran batería de iones de litio está integrada en el piso del habitáculo, lo que otorga al Audi e-tron quattro concept una equilibrada distribución del peso entre los ejes, así como un bajo centro de gravedad, requisitos indispensables para su comportamiento dinámico. La capacidad de la batería de 95 kWh posibilita una autonomía de más de 500 km. El sistema de carga combinada (CCS) permite cargar a partir de corriente continua o alterna. Una carga plena con corriente continua en un dispositivo con una salida de 150 kW sólo requiere unos 50 minutos. Como alternativa, el proyecto dispone de la tecnología Audi Wireless Charging para una carga por inducción, sin conexión directa, con un proceso muy fácil. El Audi e-tron quattro concept utiliza un sistema de aparcamiento pilotado que lo guía a la posición correcta sobre la zona de recarga instalada en el pavimento. Adicionalmente, un gran panel solar en el techo provee electricidad para la batería principal en días soleados.

El chasis también expresa el carácter tecnológico del proyecto. La deportiva suspensión neumática adaptativa, que incluye amortiguación pilotada, reduce la distancia al suelo de la carrocería a alta velocidad, para reducir el coeficiente aerodinámico. La dirección combina un sistema dinámico en el eje delantero con unas ruedas traseras también direccionales. Dependiendo de la velocidad y condiciones de conducción, estas últimas giran bien en orientación inversa o en la misma orientación que las delanteras. El Audi e-tron quattro concept reacciona así aún más espontáneamente y con estabilidad, y también es muy maniobrable a bajas velocidades.

En su diseño exterior, el Audi e-tron quattro concept combina de forma armoniosa el diseño con la aerodinámica y el sistema de propulsión eléctrica. El concepto tecnológico tiene una carrocería de 5 puertas con 4,88 metros de longitud, 1,93 metros de anchura y 1,54 metros de altura. Su silueta de estilo coupé, con un acristalamiento lateral extremadamente bajo que disminuye hacia atrás, le da una apariencia muy dinámica. El coeficiente aerodinámico de penetración de sólo 0.25 es un nuevo récord entre los SUVs, categoría en la que las cifra usuales están bien por encima de los 0.30.

Todo esto contribuye considerablemente a la gran autonomía, de más de 500 km. A velocidades por encima de los 80 km/h, elementos movidos eléctricamente en el capó-motor, los flancos y la zaga dirigen debidamente el flujo de aire alrededor y a través del vehículo para mejorarlo. Este es un ejemplo de la intensiva labor realizada en el túnel de viento. El ruido aerodinámico apenas se percibe en el habitáculo, y en un vehículo eléctrico no hay ruido de motor en cualquier caso. La fascinación de conducción eléctrica se despliega así en casi total silencio.

Los bordes separadores verticales de los paneles laterales y los bajos totalmente carenados con sus microestructuras de nueva concepción contribuyen a reducir la resistencia aerodinámica. Los retrovisores exteriores son reemplazados por cámaras, otra contribución a la destacada aerodinámica y anticipo de futuros elementos de serie.

Todas las funciones principales de iluminación en la parte frontal se basan en la tecnología Matrix láser. La zona inferior del faro aloja una nueva firma lumínica distintiva, compuesta por cinco elementos, cada uno de ellos combinando una unidad LED con otra OLED (diodos orgánicos) extremadamente plana. Audi está desarrollando la tecnología Matrix OLED para uso en vehículos de producción, que se muestra por primera vez en el concept exhibido en Frankfurt.

Las luces traseras también las componen dos secciones. Cada una de las zonas superiores comprende nueve luces OLED rojas, con tres más en la parte inferior.

La disposición del Audi e-tron quattro concept posibilita un interior espacioso y confortable para cuatro ocupantes, más 615 litros para el equipaje. El interior da sensación de ligereza y amplitud, con una arquitectura que se fusiona armoniosamente con el concepto operativo y de instrumentación. Todos los indicadores del interior emplean tecnología OLED. Las láminas extremadamente finas pueden configurarse en su diseño para adoptar cualquier forma deseada.

El nuevo OLED curvo del Audi virtual cockpit es otro desarrollo de ese tipo de instrumentación, que debutó en producción en 2014. A izquierda y derecha bajo el conjunto de instrumentación enteramente digital, hay dos displays táctiles de cristal negro con un sutil marco de aluminio. El conductor controla las luces y los sistemas de conducción autónoma con el display izquierdo. El de la derecha permite manejar la navegación y el equipo multimedia. El volante sirve como mando alternativo, ya que sus brazos integran zonas táctiles delimitadas.

Bajo el selector de la consola central hay otros dos displays OLED para el control del sistema de propulsión, ajuste de climatización y funciones informativas libremente programables. Los displays curvos en la parte delantera de los paneles de puertas sirven de retrovisores exteriores digitales. Los dos ocupantes posteriores se acomodan en confortables asientos individuales. Pueden utilizar los displays OLED de la consola central para configurar la climatización o infotainment de su zona, o para intercambiar datos con el conductor. Un módulo LTE conecta al Audi e-tron quattro concept con Internet. Las funciones de conectividad del concept son totalmente de vanguardia.

El zFAS, centro neurálgico para la conducción pilotada
El concept está equipado con todas las tecnologías que Audi ha desarrollado para la conducción autónoma: sensores de radar, una videocámara, sensores ultrasónicos y un escáner láser. Los datos que suministran se reúnen en el controlador central de asistencias a la conducción (zFAS) ubicado en el maletero. Procesa un modelo completo del entorno del coche en tiempo real y pone esta información a disposición de todos los sistemas convencionales de asistencia y de conducción autónoma pilotada. Estas tecnologías también están casi listas para su aplicación en vehículos de producción.

Noticias por marca

Consejos y Gadgets

No results found.

Volver