Nissan acaba de presentar a la prensa mundial en Frankfurt el Grizp, un crossover deportivo inspirado en los Datsun 240Z que participaron en el Safari Rally de 1970 en Kenya, Uganda y Tanzania, los cuales estaban equipados con una suspensión de mayor altura, capó pintado en negro mate y color rojo-naranja intenso.

Desarrollado por el equipo de diseñadores de Nissan en Europa y Japón, el Gripz mezcla las características prácticas de un crossover compacto con las habilidades dinámicas de un deportivo.

Con este modelo Nissan busca ingresar en el nuevo segmento de los amantes de los crossover de potencia, y cambiar las reglas de juego de sus competidores imponiendo un nuevo sentido estético y funcional a este tipo de vehículos.

 

El Nissan Gripz viene equipado con tecnología EV basada en el sistema híbrido de Nissan 'Pure Drive', donde un eficiente motor de gasolina usa su potencia para alimentar el motor eléctrico similar al que equipa al actual Leaf. Este sistema combina varias de las tecnologías que provienen de los años de experiencia de Nissan en vehículos eléctricos, con una configuración que entrega una aceleración lineal suave y constante casi en completo silencio con una alta eficiencia, como resultado, el Gripz ofrece una emocionante experiencia de conducción y un ahorro de combustible sin precedentes.

En cuanto a su apariencia exterior el Gripz presenta una nueva estética no vista antes en otros modelos concepto de la marca, allí se destaca un frente imponente con la V enmarcando la parrilla frontal con el logo de la marca; la carrocería representa esa doble personalidad del Gripz, por un lado es un crossover cuyas características dinámicas se expresan en la fluidez de sus líneas.

 

Por otro lado su aspecto robusto, dinámico y deportivo denota su capacidad de aceleración y comportamiento súper eficiente, allí se destacan algunas superficies en acabado de fibra de carbono expuesto, para darle ese toque de auto de competición. En cuanto a tencologías, las luces led frontales también incpororan cámaras de acción que graban las secuencias de conducción que realice el piloto.

El Gripz viene equipado con ruedas de 22 pulgadas de un toque muy deportivo inspirado en las ruedas de las bicicletas de competición, con un hombro muy bajo para darle ese toque de velocista. Las puertas con abertura de la frontal al estilo ala desplegada y la trasera en sentido inverso como puerta suicida, dan un amplio acceso a la cabina para facilitar el ingreso de equipamento deportivo.

 

Atrás el Gripz remata en una compuerta trasera que rememora el 240Z y termina en un alerón que se prolonga desde la parte inferior de la compuerta en acabado negro mate y le confiere un estilo muy deportivo.

En el interior el diseño es minimalista, solo se encuentran los elementos funcionales necesarios, acentuados en el mismo color del exterior de la carrocería, el timón nuevamente se inspira en las rudas de las bicicletas de carreras, en el centro de la consola en la parte superios se despliega una pantalla de cristal led con toda la información de navegación del auto.

"La influencia de este auto concepto en el mercado aún está por verse, estamos muy ansiosos de ver la reacción del público asistente al salón de Frankfurt", comentó Shiro Nakamura, vicepresidente senior y director creativo de Nissan.

Noticias por marca

Consejos y Gadgets

No results found.

Volver